Otros Trabajos y Artículos

La desinformación acerca de la información
Una paradoja de nuestros días

Mucho se habla en estos días acerca de "mantenerse informado". Los medios de comunicación son la base para lograr esta meta, que parece preocupar a gran parte de la humanidad.
Lamentablemente, la mayoría de la información que obtenemos es "a vuelo de pájaro", rápida, sencillita, no muy documentada, y que conforme a la mayoría (salvo excepciones que siempre las hay, claro está).
Por ejemplo: mucho se habla actualmente sobre la fiebre aftosa, y en todos los medios se opina, se discute y se "informa" a los preocupados productores y a la población.
¿Hasta que punto se aclaran o se confunden las problemáticas?
Hace pocos días, recibí una revista con noticias agropecuarias cuya nota principal en la primera página trata sobre la aftosa y comienza de esta manera:

"Aparece en China y Malasia en enero del 2000; se corre a Mongolia y Turquía en febrero, para extenderse en marzo a Kenia, Japón y Corea. En abril entra a Rusia, Egipto, Kuwait y Uganda. Entre junio y diciembre invade la mayor parte de Africa, incluyendo Sudáfrica, y en las primavera del hemisferio norte ya está en Kazakhstán y Tajikstán. En Grecia apareció en julio, y un mes después ya estaba en la Argentina, Colombia, Paraguay y Brasil. En febrero del 2001 llega a Inglaterra y de ahí se está corriendo al resto de Europa." (en este caso no aclararé la fuente ni el autor)

¿Que puede interpretarse de un texto así, si no se ha leído, medianamente, algo un poco más detallado o se conoce la historia previa del problema?
Esta sería mi interpretación: Hasta el año 2000 la aftosa era una enfermedad jamás aparecida sobre la faz de la tierra y súbitamente aparece en Asia, continúa su derrotero por Rusia, llega al Africa, cruza el Atlántico, invade América, vuelve a cruzar el Atlántico y llega a Inglaterra, para expandirse hacia lo que restaba de la Europa no contaminada. Conclusión, una especie de regata casi alrededor del mundo y la culpa la tienen los chinos y los malayos.
Muchos dirán, "bueno, es una forma de decir..., todos sabemos...". El problema es que no todos sabemos.
Con el criterio de esta nota se maneja gran parte de la información que llega aún a los mismos damnificados, generando mayor desconcierto e incertidumbre.
No voy a explicar lo ocurrido con la aftosa ya que se ha tratado previamente. Basta con mencionar que el serotipo detectado en la Argentina difiere completamente del detectado en Europa...
Ver nota Acualidad Aftosa

Pero ¿que ocurre cuando intentamos profundizar un tema de especial interés?
Aquí comienzan los problemas. Recibí, de una persona que necesitaba información, el siguiente comentario:
.....Cómo lo habrá notado, soy M.V.Z. en ejercicio y, además docente en carreras agropecuarias en la Universidad Autónoma de ....... . Asesoro a tesistas en Medicina Veterinaria y Zootecnia y, por nuestras condiciones geográficas, políticas, sociales, etc., etc., nos es muy dificil acceder a información actual y confiable....
.....Sólo tengo un comentario que compartirle: ¿Porqué, si los resultados de la investigación científica, entre otras características, son bienes universales y, el sector público , de alguna manera, financiado con recursos de los ciudadanos, la Revista "Técnica Pecuaria en México", no se vende y ni los abstracts son puestos a disposición general?. ¿Será que seguimos creyendo que esos conocimientos son propiedad única de los círculos de investigadores?.....

Esta es una cruda realidad en todos los ámbitos de la ciencia y la tecnología y pocos países en el mundo escapan a esta problemática.
¿Los técnicos y los científicos son un grupo de elite que pretende guardar para si mismo todos los resultados? ¿Porqué cuesta tanto encontrar información? ¿Dónde va a parar la información?

Es cierto que existen institutos en el mundo con buenos recursos económicos y ciertos científicos afortunados que pueden acceder fácilmente a publicar sus trabajos, pero lamentablemente no son mayoría.
Voy a aclarar ciertas "problemáticas" que se han ido incrementado en ciencia durante estos últimos años:

1- Los institutos, fundamentalmente aquellos de transferencia tecnológica, solían tener su propio boletín o revista donde todos los investigadores integrantes publicaban sus resultados en forma gratuita. Estos boletines no eran tomados como publicaciones científicas en sentido estricto, por lo tanto los trabajos podían publicarse a su vez en revistas de una determinada especialidad. De esta forma, un mismo trabajo podía encontrarse "por duplicado", como informe de un instituto y como publicación científica en si misma.
A su vez, esas publicaciones eran canjeadas entre institutos, generalmente de la misma especialidad, y así la información "corría" en forma casi gratuita. El único costo era imprimir el boletín y el envío de correo.
La problemática económica llevó a muchos institutos a eliminar esas publicaciones, y así los investigadores deben procurar hacer públicos sus trabajos en forma independiente.

2- "La meta es publicar". Los científicos se sienten acosados por esta problemática. Este es, desde hace ya muchos años, un tema "candente". Hace unos 20 años, un famoso genetista planteó la problemática en un congreso internacional: "Si la calidad de un científico debe medirse por la cantidad de trabajos publicados, yo propongo que hagamos como en la cadena de las tarjetas postales, vamos corriendo la lista al pie, y enviamos el trabajo, y a fin de año cada uno contará quizás con más de 10.000 trabajos publicados"....
Publicar no es tan fácil. Muchas revistas científicas, que dependían de asociaciones, por ejemplo, han prácticamente desaparecido debido a que sus asociados no pueden pagar las cuotas y los costos de edición son altísimos. Sin financiamiento estatal, estas revistas "mueren".

3- "Los trabajos más importantes se publican afuera". Esa es una expresión bastante corriente, "logré que me lo publicaran afuera". Qué es "afuera", simplemente una revista de renombre internacional, que a la hora de un concurso u oposición de antecedentes dará mayor puntaje al trabajo, ¿porque "afuera" publican mejores cosas que "en casa" ????....... ¿Será así? Los que están del lado de afuera están publicando dentro de su casa.... y, en muchos casos, como decimos los argentinos "corren con el caballo del comisario".
Conclusión, el científico que desea mantener su cargo con cierta firmeza, deberá luchar con los de "afuera" para publicar, con los de "adentro" para obtener el dinero que necesita si la revista cobra por publicar y si lo logra, recibirá al cabo de un año su trabajo sobre "Problemática de la cría del cerdo en Latinoamérica debido al elevado costo de los cereales y sus consecuencias para el productor. Estudio estadístico 1990-2000" en una bella revista, toda escrita en inglés, incluido su trabajo.

4- Cuánto valen las suscripciones a las revistas internacionales? Entre 500 y 1000 dólares estadounidenses por año para las instituciones. ¿Cuántas revistas debería recibir por año una institución para mantener su biblioteca actualizada? ¿Cúanto dinero necesita para tal fin? Pocos institutos en el mundo cumplen esta meta.

Creo que es suficiente para describir un poco el panorama. Algunos científicos podrán ser elitistas, pero no son mayoría. Mucha gente se preocupa y se entusiasma por contactar a los que deben beneficiarse con sus investigaciones. Lamentablemente millones de datos duermen y quizás duerman por siempre en informes que jamás podrán ser publicados, que yacen apilados en oscuros pasillos de consejos de investigación, que jamás nadie leyó ni leerá (salvo el que trabajó en él y algún compañero o docente) porque en general las autoridades están ocupadas decidiendo el destino de los investigadores... es difícil saber a veces sobre que bases deciden...

Los grupos de investigación, con el surgimiento masivo de la red, han podido resolver en cierta forma estos problemas mediante las listas de e-mail, enviándose datos, apuntes, trabajos difíciles de encontrar y así van "tapando agujeros". Tarea que años atrás era bastante engorrosa, carta va carta viene, hasta que uno "daba en la tecla".

¿Porqué los trabajos científicos no están todos on-line actualmente? Este es, por cierto, el tema "caliente" de las grandes discusiones en este momento en cuanto a las publicaciones científicas. Hay un fuerte movimiento y pedido de firmas para que los artículos de todas las revistas estén disponibles on-line, en forma gratuita, seis meses después de su aparición, ya que los mismos investigadores sufren el problema.

El siguiente sitio responde a la segunda pregunta de la carta que recibí: no todos los científicos creen que esos conocimientos son propiedad única de los círculos de investigadores...
Public Library of Science - Open letter
http://www.publiclibraryofscience.org/plosLetter.htm
Quien quiera dar su apoyo a esta iniciativa podrá firmar la carta (sólo miembros de instituciones).

En cuanto a la primera pregunta, "Técnica Pecuaria en México" es una publicación que depende del INIFAP (Instituto para la Investigación Forestal, Agrícola y Pecuaria).
En la red aparecen algunos pocos trabajos de años salteados y los enlaces al INIFAP que encontré no funcionan. Solicité información a cuatro personas diferentes acerca de la continuidad de la revista pero no obtuve respuesta hasta el momento.
Espero que alguien pueda brindarnos más datos sobre ella, que dicho sea de paso no es un caso aislado de falta de presencia en las bibliotecas y en la red.

En fin, el tema de la calidad y disponibilidad de la información continúa siendo muy complejo. Una problemática sobre la cual todos deberemos seguir insistiendo.

Rosa Bacardit y Carlos G. Vélez

Prohibida su reproducción total o parcial sin previo consentimiento de los autores y del sitio:
http://www.zoetecnocampo.com