Otros Trabajos y Artículos

Versión en Portugués

ORDEÑE EN BÚFALAS SIN BECERRO AL PIE

ALBERTO DE GUSMÃO COUTO
BUBALINOCULTOR - AL
Fazenda Castanha Grande/ São Luiz do Quitunde/AL.
Traducción: Rosa Bacardit

1.- LA IMPORTANCIA DE LA CRÍA PARA LA BÚFALA

Los bovinos lecheros de origen holandés sufrieron a lo largo de muchos siglos modificaciones impuestas por el hombre, utilizando los conocimientos de sus técnicas de manejo y de mejoramiento genético, transformando esos animales en verdaderas máquinas de producir leche. Así, modificaron no sólo el tipo sino también el temperamento, la independencia del ternero para producir leche, con la posibilidad de conservar los alimentos, ahora consumibles por el hombre, en ese extraordinario producto que es la leche, consumido desde su primer día de vida hasta su muerte.

Los bubalinos, principalmente en Brasil, donde la actividad pecuaria lechera tiene apenas una década de explotación como actividad profesional, presentan gran habilidad materna y al mismo tiempo, gran dependencia de su efecto para proporcionar la liberación de leche. Esto se debe, principalmente, a la necesidad de preservar a los animales de la especie, al gran celo por su cría y por no ser aún un animal especializado como la vaca holandesa.

En base a esta condición, y estudiando el proceso de adiestramiento de estos animales a lo largo de varios años, recomendamos que después del ordeñe, la búfala debe permanecer por lo menos 30 minutos con su cría. Este contacto proporciona no sólo a la madre sino también a la cría, un condicionamiento de necesidad de producir leche y de continuar ejerciendo su habilidad materna para continuar la preservación de la especie. En algunas búfalas, principalmente multíparas, cuando apartamos la cría, como se hace con los bovinos y de modo definitivo en el inicio de la lactación, la producción de leche disminuye gradualmente y muchas veces hasta en forma repentina, hecho que compromete la productividad de la propia búfala así como la obtecnción del producto, llevando al sacrificio de ambos.

2.- FACTORES QUE INFLUENCIAN EL ORDEÑE SIN BECERRO AL PIE

2.1.- DOCILIDAD

La docilidad es un factor preponderante en un ordeñe sin becerro al pie. Las búfalas no deben estar estresadas en una sala de ordeñe. Las que sufren algún tipo de estrés, ya sea en el proceso de entrada al establo, a la hora del ordeñe, por no encontrar a la cría, o mismo por la acción del ordeñador en el manejo de los animales, se tornan cada vez más agresivas. Esto ocurre debido a la liberación de adrenalina por uno de los lóbulos de la hipófisis. Esta adrenalina, pasa a la corriente sanguínea, deja al animal aún más estresado y actúa sobre la glándula mamaria funcionando como vasoconstrictor y suprimiendo la liberación de leche

2.2.- UBRE LLENA

No soy mujer como para saberlo, pero pienso que cuando las mamas están llenas causan dolores, algo semejante podemos sentir cuando estamos con la vejiga llena y que luego de vaciarla, sentimos una de las mejores sensaciones, no sólo de confort sino también de placer. Lo mismo debe ocurrir con las hembras en período de lactación, cuando sus mamas están llenas deben sentir la misma necesidad. Por esta razón hoy en día se utiliza, en los países productores de leche más avanzados, el sistema de ordeñe voluntario, donde el animal puede ser ordeñado hasta seis veces en 24 hs. Con esto no sufre el estrés de ubre llena y su productividad aumenta. El condicionamiento de las búfalas a esta sensación de confort y placer es uno de los factores que las induce a dejarse ordeñar sin becerro al pie.

2.3.- BUENA PRODUCTORA DE LECHE

Una búfala buena productora de leche, generalmente presenta sus ubres llenas a la hora de ordeñe, por lo tanto esto concuerda con el punto anterior. Cabe destacar que las búfalas que así se comportan normalmente tienen una mayor estabilidad o, como se dice técnicamente, mayor persistencia en sus producciones diarias; consecuentemente también se dejan ordeñar con más facilidad sin becerro al pie.

2.4.- AMBIENTE DE ORDEÑE

Es bien sabido que a la hora del ordeñe el ambiente deberá ser calmo, silencioso, con poco movimiento de gente circulando en la sala de ordeñe. Un simple grito, un ladrido, una visita de un amigo queriendo ver de cerca el ordeñe y hablando fuerte, podrán inhibir la secreción de leche de las búfalas, ocasionando una reducción significativa en la producción del noble líquido.
Llamamos a nuestra búfalas "meninas" (muchachas), y aconsejo a los bubalinocultores que orienten a sus ordeñadores y personal de manejo de los animales para que proporcionen un tratamiento especial y asimismo cariñoso a los animales. Esto, más allá de romper preconceptos, disminuye la agresividad del operador para con las búfalas y también de ellas mismas, para quienes efectúan el manejo diario de los animales.
De ahí que los animales voltean hacia las personas cuando se presentan ante ellas por primera vez.

2.5.- EL PERFIL DE UN BUEN ORDEÑADOR: CALMO, INTELIGENTE, LIMPIO, PERSEVERANTE Y QUE TENGA UNA BUENA INTERACCIÓN CON EL ANIMAL

CALMO. El ordeñador con esta característica transmite tranquilidad y confianza a las búfalas. Por esta razón las mujeres y los hombres con temperamento menos masculino tienen más habilidades en lidiar con las "muchachas" a la hora del ordeñe, en la crianza de becerros, en la higiene de la leche, etc. Los ordeñadores que se dedican a la práctica de rodeo vacuno son pésimos para tratar con los animales productores de leche, especialmente con las búfalas que son más inteligentes que aquellos. El espíritu agresivo, dominador y hasta sádico que predomina en los adeptos a ese deporte, transmite inseguridad y miedo a los animales que están condicionados a una práctica de rutina, que es producir leche y amamantar a su cría en esa hora del día.

INTELIGENTE. Con ese perfil, comprenderá todos los actos de comportamiento de las búfalas en el día a día y dará a ellas la dedicación requerida en ese momento de encuentro diario, dirigiéndose al animal con palabras amigables y cariño por el hecho de conocer sus reacciones frente a su comportamiento. El ordeñador debe saber resolver con tranquilidad situaciones atípicas que muchas veces ocurren con una búfala durante el ordeñe.

LIMPIO. Esta característica del ordeñador, sea hombre, mujer u otro, es suficiente para entender que la leche requiere igual tratamiento y que se se contamina con gran facilidad. Por eso la limpieza se vuelve fundamental en el proceso de manejo de las búfalas durante el ordeñe, de los equipos y de todo el ambiente. La producción de una leche higiénica permite obtener un buen queso. La limpieza e higienización también son fundamentales para la salud de la ubre y del animal.

PERSEVERANTE. Esta es otra característica que el ordeñador debe presentar para tener éxito en el ordeñe sin becerro al pie. Muchas de las tentativas para la producción de leche en esta situación se frustrarán simplemente por la falta de perseverancia de los ordeñadores y de los productores. El ordeñe desprovisto de becerro al pie es un condicionamiento del animal al nuevo sistema, para eso se requiere tiempo y perseverancia para ajustarse al sistema.

LA INTERACCIÓN ENTRE EL ANIMAL Y EL ORDEÑADOR. El ordeñador que presenta la habilidad de interactuar con el animal, genera un ambiente de amistad y de confianza entre ambos, al punto que determinadas búfalas sólo quieren ser ordeñadas por la misma persona todos los días y a una misma hora, hecho que puede ser comprobado por la visible disminución de la producción de leche o demora en el tiempo de ordeñe cuando se cambia el ordeñador.

POCO TIEMPO DE CONVIVENCIA DE LA BÚFALA CON LA CRÍA. Según Zicarelli, investigador italiano, "las búfalas brasileras aún no han adquirido hábitos lecheros", razón por la cual encontramos dificultades para adiestrar a estos animales para el ordeñe sin becerro al pie. La práctica de disminuir el tiempo de convivencia de las búfalas con sus crías, facilita la aceptación de este tipo de ordeñe; las búfalas entran en celo en menor tiempo después del parto, hecho que constituye una condición sine qua non para hacer dos ordeñes diarios.

3.- PROCEDIMIENTOS Y MANEJOS QUE ANTECEDEN AL ORDEÑE

3.1.- BECERRAS: Ccepillar y dar un baño con manguera a la becerras, hasta que las mismas levanten la cola sin agitarla, permaneciendo apenas retorciéndolas. A diferencia del perro, la agitación de la cola en el búfalo cuando lo acariciamos es señal de desagrado; un gesto de confianza del búfalo con quien lo maneja es dejarse rascar la cabeza. Estas prácticas han demostrado que en el futuro, cuando las novillas paran, verán en el hombre a un amigo y será más fácil el ordeñe sin becerro al pie.

3.2.- VACAS Y NOVILLAS: Un mes antes de parir, las novillas deberán mudarse al lote de las vacas en lactación. Después del ordeñe, el ordeñador con cariño y dedicación, deberá darles un baño y cepillarlas hasta que permanezcan calmadas. Con estas medidas las novillas quedarán condicionadas a que la sala de ordeñe es un local de placer y cuando paran, ya estarán acostumbradas a ese ambiente y con el ordeñador, de esa forma no se presentarán más estresadas.

3.3.- RACIÓN BALANCEADA: Sabiendo que un balanceado demora en promedio entre 15 y 20 días para alcanzar su plena eficiencia, es necesario ir acostumbrando a las búfalas próximas a parir hasta que haya una sustitución total del contenido ruminal y con eso se alcanza el pico de productividad. Además de esto, se sabe que para cada kilo de peso adquirido por las búfalas entes de parir, se obtendrá una correspondencia de cinco kilos más de leche en la lactación siguiente (Zicarelli).

3.4.- EL PRIMER DÍA DEL PARTO. En este día, las búfalas deberán permanecer con sus crías para que puedan encariñarse con ellas. Este manejo, más allá de evitar el rechazo de la cría ya que el parto es doloroso para la hembra y una madre puede así rechazarla, como una especie de depresión post-parto, es necesario porque los recién nacidos precisan obligatoriamente mamar dentro de las primeras seis horas la mayor cantidad de calostro posible para que les confiera inmunidad a las enfermedades que en los rumiantes sólo ocurren después del parto.

3.5.- SEGUNDO, TERCERO Y CUARTO DÍA POST-PARTO. Durante este período las búfalas deberán ir para el establo con su cría. Estando en la sala de ordeñe, colocamos los becerros más jóvenes y los débiles para que mamen toda la leche existente; en el caso de que las búfalas los rechacen, deben amarrase por un pie a una argolla fijada al piso o a una estaca. Una vez que hayan sido vaciadas por los becerros, las búfalas recién paridas, permanecerán con sus crías hasta el día siguiente a la misma hora cuando haremos los mismos procedimientos del día anterior.

3.6.- QUINTO DÍA POST-PARTO. En esta oportunidad se retira una pequeña porción de leche de esas búfalas, se coloca en un recipiente y se lleva al fuego hasta que hierva. En el caso de que la leche coagule, no será buena para consumo y volveremos a hacer el procedimiento del item aterior. Al día siguiente haremos nuevamente el test de hervor de leche, que probablemente no coagulará. De este modo estará listo para el consumo y la búfala entrará en la fase de adiestramiento de ordeñe sin becerro al pie.

3.7.- LA EXTRACCIÓN DEL CALOSTRO. Muchos productores, por no tener experiencia pecuaria lechera, sólo inician el ordeñe después de 5 a 6 días después de que la búfala parió y no hacen la extracción diaria, alegando dejar todo el calostro para la cría. La experiencia aconseja la extracción diaria por la siguiente razón: siendo la naturaleza sabia y la síntesis de leche ocurriendo constantemente, en el caso de que esa leche no sea extraída, la presión generada en la ubre con la inchazón de ésta se iguala a la presión de síntesis de leche o presión sanguínea. En ese momento, como la leche no está siendo retirada, ni por el becerro ni por el ordeñe, esa leche pasa a ser absorbida por las mismas células que la sintetizaron. Como ese proceso es irreversible, las células que antes secretaban, ahora pasan a absorber la leche. Así, se produce una reducción en el proceso de producción. Las células que pasan a absorber no producen más leche. Una buena práctica es aprovechar todo ese exceso de calostro, dejando que los becerros más jóvenes mamen de esas búfalas.

4.- ORDEÑE: ADIESTRAMIENTO Y MANEJOS

4.1.- LOTES A SER ORDEÑADOS

·         A).- LOTES QUE SE DEJAN ORDEÑAR SIN BECERRO AL PIE

      Por ser un sistema más rápido de ordeñe, ese lote deberá entrar primero.

·       B).- LOTES QUE SÓLO SE DEJAN ORDEÑAR CON BECERRO AL PIE

      Las búfalas que después de cinco días consecutivos no se dejan ordeñar sin becerro al pie deberán entrar en este lote.

·        C).- LOTE QUE ESTÁ EN FASE DE ADIESTRAMIENTO

       Estando en fase de adiestramiento, ocasiona mucho trabajo y demora, escojemos este por último.

 4.2.-  ADIESTRAMIENTO DE LA BÚFALA PARA EL ORDEÑE SIN BECERRO AL PIE

Al principio usamos un producto comercial a base de ocitocina que, cuando es aplicado a la búfalas, tiene el mismo efecto que la ocitocina liberada por la hipófisis. Esta sustancia, al entrar al torrente sanguíneo, es transportada hasta el sistema nervioso localizado en la parte superior de la glándula mamaria, provocando contracciones en ésta y expulsando la leche de los alvéolos. Dando continuidad al proceso de secreción de leche, la misma cae en la cisterna mamaria, cuando se percibe visiblemente por la hinchazón de la ubre. Al principio, después de haber usado varias cajas de ocitocina, llegamos a la conclusión que ese sistema no funcionaba y que sólo llevaba al estrés de las búfalas y a estados de furia por la aplicación, en nuestro caso.

4.2.1.PRIMÍPARAS:

Las primíparas, por no tener aún autocontrol sobre sus estímulos en lo que se refiere a la glándula mamaria, aún estando estresadas, secretan con más facilidad que las multíparas. En caso de que no haya secreción, volverán para el lote de espera, donde serán ordeñadas por último, cuando estarán con la ubre más llena, posiblemente hinchada.

4.2.2 MULTÍPARAS:

Al inicio del adiestramiento de estas búfalas, debemos proceder de la misma manera que con las primíparas. Si no aceptan el sistema mencionado anteriormente, usamos una manera práctica e inocua encontrada para adiestrar a las multíparas. Por lo tanto, en caso de que no acepten normalmente el ordeñe, tomamos las siguientes medidas: atamos una soga larga al becerro, y lo dejamos junto a su madre. Cuando la madre ya está estimulada para amamantar, tiramos de la soga desde lejos y por lo tanto el becerro es alejado de la madre, como espontáneamente. Estando ya las búfalas estimuladas, el ordeñador hace los procedimientos de limpieza e inicia el ordeñe.

La continuidad de este manejo, la mayoría de las veces, hace que las búfalas se acostumbren a la ordeña sin becerro al pie.
Después de cinco días consecutivos, en el caso de que las búfalas no acepten el nuevo sistema, debemos colocarlas en el lote de ordeñe con becerro al pie. La persistencia del ordeñe sin becerro al pie después de un tiempo, podrá hacer que esa búfala corte la lactación.

Muchas veces, estando en el comienzo de la lactación o en el final, estresadas o cuando hay cambios de ordeñador, las búfalas acostumbran a patear, en una actitud de rechazo del ordeñe. La mejor manera de eliminar esa actitud indeseable de la búfala, adoptada por nosotros desde más de 15 años atrás, consiste en amarrar un pie de la búfala a una argolla fijada en el piso o a una estaca próxima al pie, argolla que deberá estar del lado del ordeñador. Al principio las búfalas agitan las patas, pero finalmente permanecen calmas facilitando de esa forma el ordeñe.

El ordeñe sin becerro al pie es un trabajo lento, gradual y que progresa con la concientización del ordeñador y con el condicionamiento del animal.

4.3.-  ORDEÑE CON BECERRO AL PIE

El trabajo de buscar el becerro en el corral y colocarlo al lado de la madre para que ésta comience a secretar leche representa alrededor del 50% del esfuerzo de trabajo de un ordeñe.

Anteriormente colocábamos al becerro para mamar en su madre, hasta que percibíamos que las búfalas estaban estimuladas, la baba en al boca del becerro o la hinchazón de la ubre eran la señal. Posteriormente verificamos que ese sistema demandaba mucho tiempo y esfuerzo por parte del ordeñador, además de provocar mastitis debido a la mordida que los becerros daban en las tetas de sus madres, en el intento de evitar su alejamiento. Resolvimos entonces amarrar los becerros frente a las búfalas, que al ver a sus hijos son estimuladas de la misma forma, y eso disminuía el trabajo de los ordeñadores. Después de dos a tres meses de haber parido, las búfalas que sólo se dejan ordeñar con el becerro al pie, aceptan ser ordeñadas con cualquier becerro. Hoy empleamos apenas dos becerros para estimular a todas nuestras búfalas que sólo se dejan ordeñar con la presencia del becerro.

5. -  SISTEMAS DE MANEJO DE BECERROS

 5.1. - APARTAMIENTO DESPUÉS DEL CALOSTRO, CON ALIMENTACIÓN CON MAMADERA
          (NO ACONSEJABLE).

Muy adoptado por los criadores de bovinos, este sistema no funciona en la actividad bubalina de leche, considerando lo ya comentado anteriormente. El instinto materno aguzado hace que las búfalas corten la lactación si notan la ausencia de las crías. La alimentación con mamaderas, aún individuales, es complicada, trabajosa y trae muchos problemas para los becerros, llevándolos a un alto índice de mortandad.

5.2.-  DURANTE EL ORDEÑE DEJAR UN PEZÓN PARA EL BECERRO (NO ACONSEJABLE)

Es muy común oír hablar de dejar durante el ordeñe un pezón para el becerro. Tratándose de un plantel bovino, todo va bien, pues la vaca sólo deja mamar a su propia cría. En cuanto a búfalos se refiere, esto es diferente. La búfala, por tener hábitos gregarios y un fuerte instinto de conservación de la especie, deja, la mayoría de las veces, que otros becerros mamen, sin percibir que puede dejar a su propia cría con hambre.

Los becerros mayores, con una voracidad increíble, apartan a los más débiles de la ubre disponible, en una tentativa de obtener el precioso líquido. Sin mamar durante un día, al siguiente, el becerrito estará más débil para enfrentar a la concurrencia y en el tercero morirá de inanición, sin que muchas veces el propietario sepa porqué. En el caso de que los becerros queden con sus madres hasta la tarde, consiguen mamar lo suficiente para sobrevivir, mientras que si el tiempo de convivencia fuera corto, el índice de mortalidad de los becerros será muy alto.

5.3. - USO DE AMAS DE LECHE (ACONSEJABLE)

A mi entender, las amas de leche y el encuentro de las madres con los hijos, son los mejores manejos que se pueden hacer en un establecimiento bubalino lechero. Deben calcularse entre tres y cuatro becerros para cada ama de leche, de acuerdo con la producción de cada búfala. Las amas de leche pertenecen al mismo rebaño que las búfalas en lactación. A la hora del ordeñe se separa ese lote de las demás búfalas.

5.3.1.-  LA ELECCIÓN DE LAS AMAS DE LECHE

A.- BÚFALAS DE 1 A 15 DÍAS DEL PARTO. La razón de esta elección es que la leche de las búfalas paridas hasta el 15° día no es adecuada para quesos de masa filada como la mozzarella y el provolone, porque existen residuos de calostro en la leche y la masa no fila. Por el contrario, este tipo de leche del 6° día en adelante, no presenta problema para la fabricación de otros tipos de quesos o para ser consumida líquida.

B. -  BÚFALAS QUE SÓLO SE DEJAN ORDEÑAR CON BECERRO AL PIE

C.-  BÚFALAS QUE TIENEN PROBLEMAS EN EL ORDEÑE

D.- BÚFALAS CON MASTITIS. La elección de este tipo de ama de leche queda a criterio del propietario, considerando la gran divergencia que existe entre los veterinarios. Yo soy de la opinión de que no hay problema. Además de que las cría sólo tienen contacto con sus madres en diferente día, es sabido que cuando los becerros maman de sus madres la incidencia de mastitis es menor de modo significativo que en aquellas que no poseen becerros mamando. Esto impediría la contaminación de las madres de esos becerros.

5.4. - CONTACTO DE LAS BÚFALAS CON SUS CRÍAS

Terminado el ordeñe, todos los becerros cuyas madres están en lactación, salen del corral y son llevados con sus madres, donde permanecen por apenas 30 minutos. Esta confraternización da certeza a las búfalas de que sus hijos están vivos y por lo tanto, se sienten estimuladas a continuar la lactación. Esto también trae salud a las búfalas, ya que los becerros maman los residuos de leche que puedan haber quedado del ordeñe. El local destinado al encuentro no deberá ser el corral debido al espacio restringido, aún así, los becerros se entretienen con las primeras búfalas que estén a su alcance.

Muchas veces la madre no consigue encontrar a su hijo y el escaso tiempo llega a su fin. Preferentemente los encuentros de las madres con sus hijos deberán ser en un pequeño piquete cercano al corral para facilitar las maniobras. Otro manejo, muy bueno, eficiente y práctico es el de constuir un corral, en el que estando los becerros contenidos, las búfalas, sus madres, puedan colocar sus cabezas dentro del mismo y reconocer a sus hijos, acariciándolos con lamidas por el tiempo que sea necesario, hasta el término del ordeñe. Ese corral deberá estar situado en la salida del ordeñe, que es el paso obligado de las búfalas con destino al comedero o a la pastura.

5.5. - EL AMAMANTAMIENTO DE LOS BECERROS EN LAS AMAS DE LECHE

Después del contacto de los becerros con sus madres, las amas de leche ingresan en la sala de ordeñe donde recibirán primero los becerros de hasta un mes de edad y los debilitados, después aquellos con edad de hasta dos meses. Si no aceptan los becerros, las amas serán amarradas por un pie. Así contenidas, dejan que las crías mamen con facilidad luego de algunos movimientos bruscos de patas. Los becerros, después de mamar de las amas de leche, permanecerán en su corral que deberá estar limpio, con agua fresca y ración balanceada a voluntad y sólo volverán para mamar al día siguiente. Los demás becerros, o sea los que tienen más de dos meses, si es posible, deberán ir a un piquete, retornando al corral con los demás becerros al final de la tarde, para recibir una pequeña cantidad de concentrado y fibra a voluntad en el comedero.

5.6. - LA ALIMENTACIÓN DE BECERROS HASTA DOS MESES DE EDAD

Según la Embrapa, un becerro que fue bien alimentado con leche y concentrado a voluntad en el comedero, podrá ser retirado con dos meses de edad de su dieta, la leche. La fibra no deberá emplearse en la alimentación de los becerros hasta los dos meses de edad, empleando concentrado y leche. El aparato digestivo de los becerros, hasta dos meses de edad, aún no es apto para extraer de la fibra los nutrientes que necesitan, esa ingesta disminuye el consumo de los concentrados.

5.7. -  CORRAL PARA BECERROS

La mortalidad de becerros disminuye mucho cuando mantenemos su corral limpio, preferentemente elevado, con comederos y bebederos aseados, presentando varias divisiones para acomodar los becerros por categoría de edad y de fácil acceso para su control. La preferencia del tipo de corral aún es del tipo jaula que es de fácil manejo y puede ser ubicado en un piquete.

6. -  VENTAJAS DEL ORDEÑO SIN BECERRO AL PIE

·        Menor tiempo de ordeñe

·        Mayor tiempo de pastoreo para las búfalas

·        Menor número de operarios, reducido a la mitad del número necesario

·        Menor tiempo de servicio (intervalo entre el parto y la cobertura), ya que las búfalas que pasan menos          tiempo con sus crías entran en celo más rápido.

·        Mayor número de crías por búfala durante su vida útil (más prolífica)

·        Mayor producción diaria, debido a la menor permanencia de las búfalas con sus crías, en el caso de un          ordeñe.

7. - OBSEVACIONES FINALES

Procuramos, en este trabajo, transmitir al lector un manual de buenas prácticas en lo que se refiere al ordeñe sin becerro al pie. Los comentarios vertidos son fruto de varios años de observaciones diarias del comportamiento de las búfalas y sus crías. Más allá de las búsquedas en Internet, libros, sugerencias de amigos y profesores, observamos también la psicología de los animales para poder entender como funcionan los estímulos en las búfalas frente a diversas situaciones. En la tentativa de alcanzar nuestra meta, muchas veces pasamos alternativamente por sucesos y fracasos, pero siempre con perseverancia. Al adquirir una estabilidad satisfactoria en el asunto, decidí escribir este trabajo.

Octubre 2003

http://br.groups.yahoo.com/group/bufalos/

Versión en Portugués

Traducción: Rosa Bacardit

Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial
sin previo consentimiento del autor y del sitio.

ZOE Tecno-Campo