Usuarios en línea:

  Foro Ganadería
  «Porcinos - General»
  Ventajas y desventajas del uso de palmiste en la ración - Diarrea

Enviar mensaje nuevo  Contestar
perfil | registro | preferencias | preguntas | buscar

Amigos UBB: Recomiende esta página a un amigo! siguiente tema nuevo | tema anterior
Autor Tema:   Ventajas y desventajas del uso de palmiste en la ración - Diarrea
Grupo Porcinos
Miembro Activo

Mensajes: 276
De:Argentina
Registrado: Feb 2006

enviado 28-06-2006 12:29     Presione aquí para ver el perfil de Grupo Porcinos     Editar/Eliminar Mensaje
En algunos textos que encontré sobre alimentación no convencional aparece el uso de torta de palmiste para alimentación de cerdo en finalización. Dice que una combinación de palmiste, reforzado con maiz y harina de sangre puede dar rendimiento de 4.5 kg semanales. Por otro lado, algunos zootecnistas de la universidad de Cundinamarca me comentan que el palmiste produce diarrea.

Que tan efectiva puede ser la alimentación con palmiste, maiz y sangre?
Como se puede controlar la diarrea?

He escuchado que esta se puede controlar con Zeolita pero la verdad no conosco estudios realizados previamente. Adicionalmente, si la combinacipon de palmiste y maiz es tan buena, me gustaría saber como se pueden calcular las cantidades desde el inicio hasta el final del proceso. Gracias

Juan Carlos Rodríguez

IP: Archivada

Grupo Porcinos
Miembro Activo

Mensajes: 276
De:Argentina
Registrado: Feb 2006

enviado 28-06-2006 12:32     Presione aquí para ver el perfil de Grupo Porcinos     Editar/Eliminar Mensaje
No conozco que es el palmiste ni sus caraceteristicas nutricionales como para decirte que es lo mejor, pero la mejor manera de probar cual es la mas adecuada seria probar las tres alternativas en lechones de similar condición corporal.

Pablo Gonzalez

------------------
Grupo Porcinos Zoe
http://ar.groups.yahoo.com/group/porcinoszoe/
Suscripción:
porcinoszoe-subscribe@gruposyahoo.com.ar

IP: Archivada

Grupo Porcinos
Miembro Activo

Mensajes: 276
De:Argentina
Registrado: Feb 2006

enviado 28-06-2006 12:50     Presione aquí para ver el perfil de Grupo Porcinos     Editar/Eliminar Mensaje

Por esto recomende el palmiste:

Aceite de palma: Con base en la discusión de la literatura existente, se considera factible la incorporación de aceite crudo de palma en raciones para aves y cerdos, cuya digestibilidad y valor calórico para monogástricos, es superior al de grasas animales. 

Algunas características físicoquímicas y el valor nutricional de varios tipos de grasa se señalan en el Cuadro 3. 

Los resultados experimentales indican que los niveles de incorporación del aceite de palma, en raciones para aves, varían entre 5 y 10%. No existe información en el país sobre la inclusión del aceite de palma en dietas para cerdos. 

Para la utilización práctica del aceite de palma, en dietas para aves y cerdos, se deberán profundizar los estudios sobre el nivel de incorporación y sus efectos sobre la composición de los ácidos grasos en los depósitos de grasa y tejidos de los animales, así como en el contenido de colesterol de los lípidos de la yema del huevo.

Cuadro 3. características fisicoquímicas y valor nutritivo de varios tipos de grasa
 Aceites y 
Grasas
Punto de fusión
(°C)
Digestibilidad
(%)
Energía metabolizable
(Kcal./Kg.)
Contenidos 
Ácidos Grasos
Saturados Insaturados
Gaga* 34-38 93 8,10 32 45
Cerdos 32-38 94 8,85 36 64
Aves 28-35 96 9,00 28 72
Bovinos 38-42 84 7,80 56 44
Aceite de palma 28-36 96 8,90 42 58

Cachaza de palma

La cachaza de palma es el contenido sólido del decantador o tamiz vibratorio que filtra el aceite crudo después de que éste sale de la prensa. Es de color amarillo, de consistencia fibrosa, de olor agradable y grasosa al tacto. Su composición es la siguiente: materia seca, 95,3 por ciento; proteína, 5,3 por ciento; grasa cruda, 23,1 por ciento; fibra cruda, 15,1 por ciento, y cenizas, 1,9 por ciento. Las investigaciones han sido orientadas principalmente a determinar el potencial de uso de la cachaza de palma en la alimentación porcina, porque se considera que esta especie puede jugar un papel determinante en el suministro de proteína para la alimentación humana, y por ser el cerdo un animal verdaderamente omnívoro (Ocampo et al., 1990b).

Se evaluó inicialmente la cachaza como substituto de fuentes tradicionales de energía (sorgo) en la alimentación de los cerdos en crecimiento (20-90 kg). En términos de equivalentes energéticos se substituyó el 25, 50, 75 y 100 por ciento de la energía aportada por el sorgo con cachaza. Se emplearon como valores de referencia los requerimientos nutricionales para los cerdos del Consejo Nacional de Investigación (NCR) de los Estados Unidos. Los días para alcanzar el peso final y las ganadas diarias de los grupos se presentan en el Cuadro 1.

1 - La cachaza de palma como substituto del sorgo en la alimentación de cerdos - African oil-palm fibre cake as a substitute for sorghum in pig feed - La fibre de palme de presse comme substitut du sorgho dans l'alimentation des porcs

Porcentaje de substitución del sorgo

0

25

50

75

100

Días de engorde

133

119

112

112

112

Ganancia diaria de peso (g)

525

592

632

629

639

Fuente: Ocampo et al., 1990b.

2 - Engorde de cerdos con cachaza de palma y aporte reducido de proteína - Fattening pigs with African oil-palm fibre cake and with reduced protein intake - Engraissement des porcs avec la fibre de palme de presse avec apport réduit de protéines


Tratamiento


Nivel de proteína


Control

Alto

Medio

Bajo

Aporte de proteína (g/animal/día)






Levante

256

256

228

200


Ceba

360

256

228

200

Días de engorde (22-90 kg)

121

126

124

135

Ganancia diaria de peso (g)

558

532

545

505

Consumo de cachaza (kg/día)

2,33

2,45

2,23

2,56

Ganancia neta por cerdo ($EE.UU.)

11,5

12,1

17,3

17,0

Fuente: Ocampo et al., 1990a.

3 - Evaluación de la suplementación alimentaria con metionina y vitaminas del complejo B de las dietas de cerdos a base de cachaza de palma con aporte reducido de proteína - Evaluation of methionine and B-complex supplementation in pig diets based on African oil-palm fibre cake and reduced protein intake - Evaluation de l'addition de méthionine et de complexe B dans les régimes d'engraissement des porcs à base de fibre de palme de presse avec apport réduit de protéines

 

Tratamientos

Sin suplemento

Con metionina

Con metionina + complejo B

Con complejo B

Días de engorde

143

138

133

148

Ganancia diaria de peso(g)

480

485

507

466

Consumo de cachaza (kg/día)

2,77

2,75

2,74

2,80

Fuente: Ocampo, 1992.

Los grupos que recibieron dietas en las cuales el nivel de reemplazo del sorgo con cachaza fue mayor superaron ampliamente al grupo testigo, y quedó demostrado que es posible substituir el 100 por ciento de la energía proveniente del cereal utilizando una fuente de alimento no tradicional como la cachaza de palma africana. Con este sistema se obtienen buenos resultados biológicos y económicos en la alimentación de cerdos de engorde.

Las grasas mejoran la gustosidad (palatabilidad), la eficiencia alimenticia, la eficiencia reproductiva y la digestibilidad de ciertos alimentos proteináceos, así como alivia el estrés por calor. Grummer (1992) publicó una amplia revisión de las especificaciones de las grasas y su valor nutritivo para animales rumiantes y no rumiantes. No hay evidencias de que ciertas configuraciones de ácidos grasos (por ejemplo, el ácido linoleico conjugado) puedan ejercer influencia en la distribución de nutrientes y de que tengan propiedades nutracéuticas.

La grasa se usa para reducir la cantidad y tipo de polvo generado durante la fabricación y manejo del alimento balanceado. El polvo del alimento actúa como un vehículo de organismos patógenos y de gases dañinos tales como el amoniaco. Tiene también efectos directos contrarios como irritante en el tracto respiratorio de cerdos y humanos. Chiba et al. (1985, 1987) demostraron que un 2.5% y 5% de grasa animal añadida a dietas porcinas reduce el polvo suspendido en el aire en un 81.6% y 79.4%, respectivamente, cuando se operan los gusanos de alimentación del alimento. Cuando se añadió grasa al 7.5% de la dieta, los niveles de amoniaco se redujeron en un 60% y las unidades formadoras de colonias de bacterias en un 75%. Las grasas añadidas también funcionan como lubricante para reducir el desgaste del equipo de mezclado de alimentos y reduce la separación de partículas para mejorar la uniformidad de la mezcla.

Grasa amarilla

Durante años, la grasa avícola fue el producto preferido por la industria estadounidense avícola. Sin embargo, el uso de la grasa amarilla se ha incrementado sustancialmente en los últimos 10 años para aves y otros animales. La grasa amarilla actualmente representa más del 50% del uso de grasa en alimentos en la industria de alimentos balanceados de los Estados Unidos.

Oart et al. (1992) compararon la grasa amarilla con la grasa avícola en pollo de engorde en un estudio de titulación de 21 días.

La sustitución de toda o parte de la grasa avícola en la dieta con grasa amarilla no afectó la tasa de crecimiento, consumo de alimento o conversión alimenticia. La figura 5 compara el valor de EM (para aves) de la grasa avícola, aceite de palma y ácidos grasos libres de palma con la de la grasa amarilla. Estos datos se obtuvieron de los estudios de crecimiento y balance de energía llevados a cabo con pollos de engorde (Zumbado et al., 1999). La grasa amarilla proporcionó entre el 4% y el 40% más de EM por kilogramo que las otras fuentes de grasa que se estudiaron.

Análisis y especificaciones típicas de interés para el nutriólogo:

Las especificaciones para comercializar grasas y aceites han sido desarrolladas y continúan siendo monitoreadas por la Asociación Estadounidense de Grasas y Aceites (AFOA, 1999). Estas normas se usan para facilitar el arbitraje cuando surgen disputas con respecto a asuntos de calidad dentro de las industrias del jabón, alimentos balanceados y oleoquímica. Este proceso ha funcionado bien, porque se puede confirmar cuantitativamente cada especificación por análisis químico. Sin embargo, muchas de las especificaciones de la AFOA proporcionan muy poca información de nutrición. Las características que son fundamentales para el contenido de energía de las grasas son el perfil de ácidos grasos, el contenido de ácidos grasos libres y la cantidad de humedad, impurezas e insaponificables (MIU, por sus siglas en inglés) que la grasa contenga. En los contratos individuales para la venta de grasas y aceites se pueden incluir especificaciones adicionales, siempre y cuando se acuerde en los términos por anticipado y que el comprador esté de acuerdo en pagar el costo analítico adicional.

Cada tipo de lípido contiene una combinación especial de ácidos grasos que varía en la longitud de la cadena y el número de dobles ligaduras insaturadas. Estos ácidos grasos determinan muchas de las propiedades físicas y químicas del lípido. Esta composición se mide determinando el perfil de ácidos grasos. Los lípidos suaves, tales como los aceites y las grasas, contienen más ácidos grasos de cadena corta o ácidos grasos que contienen una o más dobles ligaduras insaturadas. Los experimentos en aves y credos han demostrado que las grasas suaves son más digestibles que las duras o saturadas, y que este efecto es más pronunciado en animales jóvenes. El soapstock acidulado y la grasa amarilla son grasas suaves, mientras que el aceite de palma y el sebo de res son duros.

Título mínimo: mide la temperatura (º C) en la que los ácidos grasos derretidos (obtenidos por hidrólisis de la fuente grasa) se cuajan o endurecen cuando se enfrían. Las grasas más duras tienen títulos más altos. El título afecta la dureza del jabón y es importante para la fabricación de ácidos grasos. Los nutriólogos pueden usar el título como un indicador de las propiedades de manejo de la fuente grasa. Generalmente, el título va a disminuir conforme aumente el número de ácidos grasos insaturados en la grasa.

MIU (humedad, impurezas e insaponificables) máximo: tiene muy poco efecto sobre el valor nutritivo de las grasas y aceites. Sin embargo, colectivamente diluyen el contenido de energía e indican el potencial de problemas de manejo, si el porcentaje es lo suficientemente alto. Los niveles altos de humedad afectan la vida de anaquel porque ésta puede acelerar la oxidación y la rancidez. Impurezas (insolubles): incluyen a pequeñas partículas de tierra, piel, pelos, proteína, etc. las cuales pueden tapar el equipo usado para manejar la grasa. Insaponificables: incluyen esteroles, pigmentos, vitaminas, hidrocarburos y otros compuestos que se disuelven en grasa, pero que no son hidrolizables por medio de la saponificación alcalina. Se usan otros ensayos (por ejemplo, determinación de plaguicidas) para asegurar que las toxinas y otros compuestos dañinos estén ausentes de la fracción insaponificable.

Ácidos grasos libres (AGL, %): miden los ácidos grasos no esterificados a glicerol. La humedad, tiempo y temperatura interactúan para producir ácidos grasos libres por medio de la catálisis de la hidrólisis de triglicéridos. Esto es el porqué las grasas para freír recuperadas (grasa amarilla) tienen un máximo más alto de AGL que la mayoría de los grados de sebo. Algunas fuentes de grasa, tales como el soapstock acidulado, tienen niveles de AGL altos como resultado de una hidrólisis industrial de la fuente original. Los ácidos grasos libres son susceptibles a la oxidación y rancidez. La importancia de la estabilización de las grasas con un antioxidante se incrementa conforme aumenta el % de AGL.

El efecto del nivel de AGL sobre el desempeño animal ha sido estudiado en todas las principales especies de ganadería, pero principalmente en las aves. Es de esperarse que las aves y los lechones sean las más sensibles a cualquier clase de agresión nutrimental o química. Son excelentes modelos para estudiar los efectos de los niveles de los AGL en animales. Las grasas que contienen hasta 44.7 % de AGL (Waldroup et al., 1995) ó 92% de AGL (Ouart et al., 1992; Zumbado et al., 1999) no afectaron de manera negativa el desempeño de pollos de engorda.

DeRouchey et al. (2004) reportaron que los niveles de AGL no afectan la utilización de la grasa en cerdos jóvenes (6.2 kg) y que no es una medida apta de la calidad. De hecho, conforme en este estudio se aumentó el nivel de AGL en la grasa de 1.8 a 53.3%, se reportó in incremento lineal en el consumo de alimento. Plascencia et al. (1999) reportaron que el nivel de AGL de hasta 42% no afectó negativamente la ingestión de materia seca, ganancia de peso o eficiencia alimenticia del ganado de engorde.

Debido a que el glicerol es un diluyente de energía, se indicó que se incrementó la densidad de la energía conforme aumentaba el nivel de AGL.

Los datos en la figura 6, que muestran los efectos del nivel de AGL sobre la tasa de crecimiento de pollos de engorde (Waldroup et al., 1995), cerdos jóvenes (De Rouchey et al., 2004) y ganado (Plascencia et al., 1999) apoyan esta teoría. Sin embargo, los trabajos llevados a cabo en el Reino Unido indican que los ácidos grasos en su forma libre no se digieren tan fácilmente como cuando aún están unidos al glicerol en forma de mono o diglicéridos. El aumento en los AGL causó una disminución lineal ligera en el valor de energía de las grasas para aves (Wiseman y Salvador, 1991; Wiseman et al., 1991) y cerdos (Powles et al., 1995). Este efecto estuvo mediado por la relación de ácidos grasos insaturados a saturados en la grasa. Los efectos del nivel de AGL sobre el valor energético de las grasas se analizan con más detalle en una sección subsiguiente de este trabajo.

Ácidos Grasos Totales (AGT): Un mínimo de 90% de AGT es la especificación común usada en la compra de grasas para uso en alimentos balanceados. Esta prueba mide tanto los ácidos grasos libres, como los ácidos grasos ligados al glicerol. De manera general, la grasa pura contiene alrededor del 10% de glicerol y 90% de ácidos grasos. Esta especificación sólo se usa para indicar el valor energético de las grasas y aceites. El contenido de ácidos grasos no afecta los AGT, porque los ácidos grasos libres se incluyen en el valor. El glicerol contiene alrededor de 4.32 kilocalorías por gramo (similar a los carbohidratos en la figura 4) en comparación con las 9.40 kilocalorías por gramo de los ácidos grasos. Se cree que los contaminantes (humedad, impurezas, insaponificables, etc.) que diluyen el valor energético de las grasas son los responsables de la caída de los AGT por debajo del 90%. Sin embargo, estos contaminantes y diluyentes se detectan en el análisis MIU, haciendo que el análisis AGT sea redundante.

El perfil de ácidos grasos también puede afectar el porcentaje de ácidos grasos totales. Conformen aumentan las cadenas de ácidos grasos en longitud y número de átomos de carbono, también aumenta su peso molecular (pm). La glicerina tiene un pm constante (92.1). De esta forma, conforme aumenta la longitud de los ácidos grasos, disminuye el porcentaje de glicerol y aumenta el porcentaje de AGT. Un triglicérido que contiene tres ácidos grasos de cadena larga va a tener un mayor porcentaje de AGT que uno compuesto completamente de ácidos grasos de cadena corta y mediana. Por ejemplo, un triglicérido que contiene tres moléculas de ácido esteárico (C-18) y glicerina (peso de la fórmula de 945.6) va a tener un AGT de 90.2%. Otro triglicérido con tres ácidos mirísticos (C-14) unidos a glicerina (peso de la fórmula de 777.3) va a tener AGT de sólo 88%. Ambas grasas son puras y ambas tienen el mismo grado de saturación, pero la segunda se rechazaría de acuerdo a algunas especificaciones de plantas de alimentos, aunque las cadenas más cortas de ácidos grasos la harían más digestible. Por lo tanto, el análisis de ácidos grasos totales tiene un valor limitado, especialmente cuando se comparan grasas que difieren en composición u origen.

Composición de ácidos grasos:

Valor de yodo: son los gramos de yodo absorbidos por 100 g de grasa que se usa para calcular la instauración química de la grasa. Las grasas insaturadas tienen valores de yodo más altos que las grasas saturadas. Sin embargo, el valor de yodo tiene un valor limitado en describir la composición de ácidos grasos de una grasa. En un estudio llevado a cabo en Darling International, Inc. usando el valor de yodo en ecuaciones de regresión para predecir el valor de EM de las grasas, representó menos del 70% de la variación (r2=0.68). Esta variación fue mayor cuando se _evalúan diferentes tipos o clases de grasas.

Perfiles de ácidos grasos: se pueden solicitar para grasas, aunque sus implicaciones en nutrición no se comprenden aún del todo. Los ácidos grasos se miden usando cromatografía de gases. Aparte de la importancia de los ácidos grasos esenciales, generalmente se da por sentado que los ácidos grasos se usan casi exclusivamente como una fuente de energía en el animal. No se ha descrito un patrón o perfil ideal de ácidos grasos como se ha reportado para aminoácidos.

Los beneficios de determinar un perfil de ácidos grasos es doble: (1) La concentración de ácidos grasos poliinsaturados puede ser importante por sus efectos sobre la digestibilidad de la grasa. (2) Es necesario un perfil para calcular la relación de ácidos grasos insaturados a saturados.

En el cuadro 2 se muestran ejemplos de perfiles de ácidos grasos de algunas fuentes comunes de grasas.

Ácido linoleico. El ácido linoleico, como el ácido linolénico y el araquidónico, es un ácido graso esencial que debe suministrarse en la dieta. Se requiere de niveles de ácido linoleico en la dieta de 0.83 -1.25%, de alrededor del 1.00% y de 0.80-1.0% para gallinas de postura, pollos de engorde y pavos, respectivamente. Los cerdos tienen un requerimiento muy bajo de 0.10% Los ingredientes usados en la dieta afectan la importancia que se le da al nivel de ácido linoleico (y otros ácidos grasos esenciales) en la grasa que se añade a la misma. El maíz es relativamente alto en ácido linoleico, pero otros granos como el sorgo, trigo y cebada, contienen muy poco. De esta forma, es importante una fuente de ácido linoleico cuando se formulan dietas que contienen grandes porcentajes de estos granos. Sin embargo, una vez que se han cubierto los requerimientos de ácidos grasos esenciales, incluyendo al ácido linoleico, estos ácidos grasos tienen el mismo papel nutrimental que otros ácidos grasos, de servir como fuente de energía

Algunos nutriólogos han desarrollado una percepción errónea de que las fuentes de grasa con un alto contenido de ácido linoleico siempre han sido superiores a las de bajo contenido de éste ácido graso. Esta percepción probablemente empezó en las regiones deficientes en maíz, donde se usaban otros granos para las dietas avícolas y se perpetuó porque las grasas insaturadas tienden a tener una mayor cantidad de EM por kilogramo de grasa, además de que estas grasas tienden a ser altas en ácido linoleico, que es insaturado. El ácido linoleico no es más importante que otros ácidos grasos insaturados, una vez que el requerimiento del animal ha sido cubierto. Por lo tanto, la información obtenida de un perfil de ácidos grasos proporciona al nutriólogo una mejor información del contenido de ácido linoleico y del valor energético predicho.

Relación de ácidos grasos insaturados a saturados (I:S): es de interés principalmente para los nutriólogos de monogástricos para usarse en ecuaciones de regresión para predecir el valor energético de grasas y aceites grado alimenticio animal. El uso más amplio es en la industria porcina, porque las ecuaciones las adoptó el National Research Council (NRC), reportándolas en los Requerimientos de Nutrientes de Cerdos (NRC, 1998). El uso de ecuaciones de regresión en esta manera es compatible con el uso de modelos para predecir los requerimientos del animal y los niveles de desempeño. La relación I:S puede ser también de valor al nutriólogo de rumiantes, aunque se requiere de trabajo adicional para entender del todo el papel y destino de los ácidos grasos insaturados en el rumen y postrumen. Los efectos de la insaturación sobre la digestibilidad de la grasa en animales rumiantes pueden ser similares a aquellos reportados para animales no rumiantes (Grummer y Rabelo, 1998). Los ácidos grasos insaturados pueden también influir sobre la digestibilidad de los ácidos grasos saturados tanto en animales rumiantes, como en no rumiantes. El cuadro 2 muestra relaciones publicadas (NRC, 1998) de ácidos grasos insaturados/saturados de varias grasas.

El cuadro 3 muestra las especificaciones mínimas posibles para las relaciones de ácidos grasos insaturados a saturados de grasas de origen animal recicladas que comúnmente se usan en alimentos para animales.

Determinación del valor de energía de la grasa amarilla

Las ecuaciones de regresión se desarrollaron para predecir la ED y la EM de las grasas para cerdos (Powles et al., 1995) y aves (Wiseman et al., 1991; Wiseman y Salvador, 1991), respectivamente, con base en la relación I:S, % del nivel de ácidos grasos libres y la edad del animal. De estos factores, la relación I/S tiene el mayor efecto sobre el valor energético de la dieta de una fuente de grasa.

El uso de ecuaciones basado en la relación de ácidos grasos insaturados a saturados puede ser el método preferido para determinar el valor de energía del alimento para cierta clase o lote de grasa, para monogástricos.

La figura 7 compara el valor de la energía metabolizable (EM) para aves de diferentes fuentes de grasa usando un estudio de balance in vivo (Zumbado et al., 1999) o ecuaciones de regresión (Wiseman et al., 1991; Wiseman y Salvador, 1991). Las ecuaciones de regresión se basaron en valores analíticos que Zumbado et al. (1999) reportaron para las grasas usadas en su estudio de balance. Aunque los valores de EM resultantes de los dos diferentes métodos no concuerdan exactamente para cada fuente de grasa, son similares. Además, las diferentes fuentes de grasa se clasificaron en el mismo orden (del valor más bajo al más alto de kcal de EM por kilogramo) en cada uno de los dos métodos. Los estudios de balance llevan mucho tiempo, requieren un alto nivel de experiencia, requieren de espacio para albergar a los animales vivos y son caros. De esta forma, el uso de ecuaciones de regresión basado en un análisis in vitro de una muestra de grasa proporciona al nutriólogo una alternativa para llevar a cabo estudios de balance energético para poder determinar el valor de EM de las grasas. El uso de estas u otras ecuaciones de regresión proporcionará al nutriólogo un valor de energía que está dentro de límites detectables de los sistemas comerciales de alimentación.

La grasa amarilla tiene una relación de ácidos grasos insaturados a saturados de 2.3 a 2.8 (NRC, 1998; cuadro 3), que es similar a la relación de la grasa avícola. Como resultado, las propiedades químicas y valor alimenticio de la grasa amarilla y de la grasa avícola son similares entre ellas y superiores a otras grasas. Las grasas más saturadas o duras tienden a ser menos digestibles. Por otro lado, los animales no rumiantes alimentados con aceites que son más insaturados (como el aceite de soya) pueden producir canales más suaves, lo que reduce su aceptación por parte de procesadores y consumidores. La grasa amarilla es lo suficientemente insaturada para ser altamente digestible, pero lo suficientemente saturada como para mantener las normas de calidad de la carne. Estas características hacen de la grasa amarilla una fuente altamente digestible y una elección lógica para usarse en alimentos balanceados.

Los valores de energía metabolizable de algunas grasas comunes se muestran en el cuadro 4, calculados a partir de las ecuaciones de regresión de Wiseman et al. (1991) y Powles et al. (1995). Las especificaciones de las grasas que se muestran en el cuadro 3 fueron las que se usaron en los cálculos. Estos datos indican que de las fuentes de grasa más comunes usadas en la alimentación animal, la grasa amarilla tiene la concentración de EM más alta por kilogramo para aves y cerdos. Únicamente la grasa avícola fue similar en concentración de EM.

Seguridad de la grasa amarilla

La industria estadounidense del reciclaje de subproductos de origen animal reconoce su papel en el aseguramiento de la seguridad alimentaria y en proteger la salud humana y animal.

Las agencies estatales regulan a la industria del reciclaje a través de la emisión de permisos y licencias. Las agencies estatales y federales inspeccionan rutinariamente las instalaciones para verificar el cumplimiento de las reglamentaciones aplicables y las tolerancias de seguridad del producto terminado. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA (FDA) inspecciona las instalaciones de reciclaje para verificar el cumplimiento de las reglamentaciones relacionadas a la BSE. Los funcionarios estatales de Control de Alimentos Balanceados inspeccionan y analizan los productos terminados para hacer valer las políticas de calidad, adulteración y seguridad de los alimentos balanceados. Las organizaciones de la industria del reciclaje de subproductos de origen animal proporcionan apoyo técnico y capacitación en el aseguramiento de la calidad y seguridad de alimentos balanceados. La Fundación para la Investigación en Grasas y Proteínas (FPRF, por sus siglas en inglés) solicita y financia investigación industrial y universitaria para abordar problemas pertinentes a la bioseguridad y valor nutritivo. La Industria de Productores de Proteína Animal (APPI, por sus siglas en inglés) administra programas en toda la industria de bioseguridad, reducción de salmonela, educación continua y certificación de terceros para cumplir con las reglamentaciones relacionadas con la encefalopatía espongiforme bovina (BSE, por sus siglas en inglés).

Controles de proceso. Las compañías de reciclaje en los Estados Unidos han adoptado voluntariamente los programas de control de proceso (parecidos a HACCP) como un componente importante de sus programas de bioseguridad y seguridad alimentaria. Los programas de control de proceso requieren de una evaluación de todo el proceso de reciclaje o de las operaciones de procesamiento de la grasa, identificación de riesgos potenciales, identificación de los puntos críticos en el proceso donde se puedan controlar el (los) riesgo(s) y desarrollar los procedimientos para controlar estos procesos, y asegurar la destrucción o eliminación del riesgo. Se pueden también incluir controles adicionales en varios puntos en el proceso para asegurar la calidad del o los productos terminados.

GMPs. Las GMPs (buenas prácticas de fabricación, por sus siglas en inglés) son prácticas preventivas que minimizan los riesgos a la seguridad del producto al instituir controles o condiciones básicas favorables para producir un producto seguro. Una «GMP de materias primas» sería un ejemplo y proporcionaría validación de que éstas no estuvieron expuestas a químicos o metales tóxicos antes del procesamiento en una fábrica de reciclaje.

Se deben llevar a cabo determinaciones de análisis de plaguicidas en cada lote de grasas y aceites. La industria del reciclaje de subproductos de origen animal de EUA utiliza protocolos específicos de análisis como parte de los programas de control de proceso respectivos a cada compañía para asegurar que las grasas y aceites usados en alimentos balanceados cumplan con las tolerancias establecidas por el gobierno federal de plaguicidas y otras sustancias tóxicas, incluyendo los PCBs.

Resumen

 Los indicadores más importantes de la calidad y valor nutritivo de las grasas para alimentos balanceados son la relación de ácidos grasos insaturados a saturados, los ácidos grasos libres y el MIU (humedad, impurezas e insaponificables).

 Los niveles de ácidos grasos libres pueden diluir el valor energético de la fuente de grasa si están más arriba del 25%, más o menos, pero no afectan el desempeño animal a niveles por debajo del 50% para cerdos y 90% para aves.

 Las grasas para alimentos balanceados típicamente contienen niveles sustanciales de ácidos grasos libres y se deben estabilizar para prevenir la oxidación y rancidez.

 Se han desarrollado y usado para animales monogástricos las ecuaciones de regresión que utilizan la relación de ácidos grasos insaturados a saturados, el nivel de ácidos grasos libres, la especie animal y la edad del mismo para predecir el valor energético de las grasas

 El uso de ecuaciones de regresión analizado en este trabajo para predecir el valor energético de las grasas es consistente y se relaciona muy bien con los datos recolectados de estudios in vivo.

 La grasa amarilla es comúnmente usada como fuente de grasa en alimentos balanceados en los Estados Unidos. Se compara de manera favorable con las grasas tradicionales, tales como la avícola, y es superior a la mayoría de las otras fuentes de grasa en lo que respecta al valor de EM.

 El precio, reputación del proveedor, relación de ácidos grasos insaturados a saturados, nivel de ácidos grasos libres, MIU y el uso de planes de control de proceso y GMP bien documentados son consideraciones importantes al elegir qué fuente de grasa usar en alimentos balanceados. La grasa amarilla a veces es el producto preferido basándose en estas consideraciones.

espero que con este aporte se aclaren las dudas del palmiste y que sea util para la conformacion de las dietas

cordialmente,

SANDRA LISSETE RICAURTE GALINDO
MÉDICO VETERIANRIO ZOOTÉCNISTA
BOGOTA - COLOMBIA

[Este mensaje ha sido editado por Grupo Porcinos (editado 28-06-2006).]

IP: Archivada

Tiempo de Buenos Aires - Argentina

siguiente tema nuevo | tema anterior

Opciones Administrativas: Cerrar tema | Archivar/Mover | Eliminar tema
Enviar un nuevo mensaje  Contestar
Ir a:

Contáctenos | ZOE Tecno-Campo

Realizado por www.infopop.com © 2000
Ultimate Bulletin Board 5.45c